8 Claves para levantar el ánimo en momentos bajos

Escrito por viernes, septiembre 15, 2017

¿Sabes qué hacer para levantar el ánimo cuando no te encuentras bien? Seguro que te ha pasado alguna vez que te sientes mal y parece que no tienes fuerza ni -energía para afrontar tus tareas.

No te preocupes, esto nos pasa a todas las personas. Además hoy vamos a ver 8 claves para que cambies tu estado emocional, levantar el ánimo y afrontar tus tareas diarias con ilusión y ganas.

Nuestro estado de ánimo está influenciado por todo lo que pasa a nuestro alrededor, incluso por todos aquellos pensamientos que inundan nuestra mente, aquellos que no son muy positivos, y nos bombardean.

Las preocupaciones, los problemas diarios, un desencuentro con alguna persona, un jefe problemático, una mala noticia, o cualquier otra cosa que hace todo no fluya de la forma correcta, hace que podamos sentirnos agotados, sin fuerzas, incluso de mal humor.

La buena noticia es que esto nos ocurre a todas las personas, no es que esto sea bueno pero al menos consuela. Ya sabes el refrán… Mal de muchos, consuelo de tontos.

Pues vamos a ver estas ocho claves para que podamos cambiar nuestro estado de ánimo de forma rápida. No es cuestión de ponerlo todas en marcha solo aquella que te sirva dependiendo del momento…

1.- Corporalidad

Tu cuerpo expresa, sin tú quererlo, el cómo te sientes. Si estás mal parece que arrastras el cuerpo, que casi no puedes con él. Tus hombros caen hacia delante y tu respiración se hace más dificultosa por esta postura. Así se expresa la persona que se siente deprimida.

Un simple cambio en tu corporalidad: el elevar tus hombros, mirar al frente, hacerte dueño de tu cuerpo, te permitirá oxigenar más y también hará que te sientas mejor.

2.- Sonrisa

Es muy difícil estar mal cuando te ríes. Pon una sonrisa en tu cara y trata de estar en esta energía. Cuando ríes o sonríes es poco probable que te sientas mal.

Un truco interesante es que te pongas algún monólogo de humor para echarte unas risas. Esto sin duda te hará cambiar tu actitud y sólo te llevarás unos minutos

3.- Rodéate de personas positivas

En ocasiones nuestra bajada de energía viene producida por personas problemática o iracundas.

Mi mejor recomendación es que cuanto te sientas mal busca a esas personas, esos amigos, que siempre tiene una actitud positiva lo elevará tu moral.

Una conversación con alguien optimista puede apoyarte y aumentar tu energía.

4.- Enfócate en tus objetivos, tus metas

Son tu motor, es aquello que quieres lograr, tu sueño. Defínelos con claridad, escríbelos y haz seguimiento de tus logros.

El logro es uno de los mayores motivadores que vas tener.

Pon foco en lo que quieres y no permitas que nada te influya para desviarte de tu camino.

5.- Apóyate en tu para qué de tus objetivos

El para qué quieres algo es la gasolina para hagas lo necesario para lograrlo. Escribe, para recordar siempre, para qué quieres tu objetivo, tu meta. En momentos bajos un para qué potente te animará y te centrará en lo que has de hacer, y no en darle vueltas a lo que no quieres.

6.- Alimenta tu mente

Lee, escucha audios, mira vídeos, asiste a conferencias,… que te ayuden a cambiar tu estado de ánimo. Gracias a internet ahora es muy fácil conseguir contenido positivo para elevar nuestra energía y fuerza.

Incluso, en ocasiones, una música que te inspire o te invite a bailar te puede ayudar. Es sólo cuestión de cambiar tus pensamientos hacia otra parte para no seguir sintiéndote mal.

7.- Ayuda a otras personas

Cuando nos sentimos útiles, cuando nos damos a los demás, esto nos hace sentir bien. Busca en tu vida personal o profesional cómo ayudar a otras personas.

Por ejemplo, puedes un escribir algún artículo, dar una conferencia o compartir un vídeo sobre un tema que tú sepas y con lo que puedas ayudar a otros.

8.- Vive en el aquí y ahora

Tanto si estás en el pasado (recordando) como cuando estás en el futuro (imaginando), no estás en el momento presente que es cuando tú puedes actuar. Cuando haces esto, vivir en el pasado o el futuro, no puedes hacer nada, sólo recordar o imaginar.

Tú no puedes levantar una mano mañana, o ayer, lo harás ahora, en el momento presente.

El estar pensando en problemas no te conduce a nada. Mira si lo puedes resolver y no imagines los peores escenarios (futuro). ¿Para qué te va a servir?

Por último, te invito a que no permitas que las circunstancias u otras personas te hagan sentir mal. Tú tienes el poder de decidir el cómo te sientes y no puedes otorgar el poder ni a nada ni nadie se sentirte bien… Tú decides y tú tienes el poder de crear los mejores momentos, de crear la vida que quieres.

 

0

Se el primero en comentar.

¿Que Piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *